dilluns, 16 de gener de 2012

Dolores Juliano: “Mujeres transgresoras: delito y pecado”

de Dolores Juliano.
Aunque las mujeres son las más pobres en cada sociedad y las que asumen mayor cantidad de responsabilidades, cometen muy pocos de los delitos asociados a necesidades económicas. Evitan delinquir desarrollando estrategias alternativas que van desde la capacitación mediante el estudio a la construcción de redes de apoyo, al trabajo sumergido y el trabajo sexual, entre otras. La prisión representa para ellas un problema mayor que para los hombres, en la medida en que rompe sus vínculos familiares y las aleja de lo que viven como sus deberes de cuidado. Así, las mujeres eligen, dentro de las opciones de que disponen, las soluciones que les parecen mejores, o menos malas. Esta estrategia del mal menor no siempre lleva a buen puerto. Con frecuencia se sale de la sartén para caer en las brasas, pero al menos permite jugar con alguna alternativa. Conocerlas facilita la tarea de apoyarlas y brinda herramientas para tratar de evitar que marcos legales no pensados para las mujeres les hagan más duros los problemas. Este trabajo no es (no puede serlo) un recuento de éxitos, pero pretende ser un reconocimiento de esfuerzos. Sabemos que los libros no cambian el mundo, pero pueden ayudar a que nos cuestionemos los modelos establecidos, y eso es algo, aunque sea poco.


Dolores Juliano nació en Necochea (Argentina) y reside en Barcelona desde 1977. Comienza su vida profesional como pedagoga y docente, más tarde orienta sus pasos hacia la antropología social y se especializa en investigación de minorías étnicas y temas de género. Recientemente se ha jubilado como profesora de la Universidad de Barcelona. Una constante en su obra investigadora es el intento de explicación de los mecanismos de discriminación de género y culturales que se dan en las sociedades modernas. Entiende el reto de las identidades y la educación en sociedades plurales no desde categorías colectivas y definiciones cerradas sino como una interrelación sin fronteras excluyentes.
«No es un trabajo vocacional, como no lo es ninguna actividad de subsistencia, sino una forma de ganarse la vida». Dijo sobre la prostitución ante el Centro de Congresos la dra. Dolores Juliano, antropóloga feminista que acaba de recibir la Creu Sant Jordi. Esta mujer valiente y luchadora irradia la fuerza del feminismo cuando se pronuncia como un movimiento a favor de las libertades y contra la marginación.

Otros títulos de Dolores Juliano que podeis encontrar en AlondraLlibres son:



Las prostitutas están en nuestras calles y en los anuncios de la prensa, su trabajo mueve cantidades muy importantes de dinero, lo que las coloca en el centro de las estrategias apropiativas de distintos actores legales (impuestos por parte del Estado, participación de empresas hoteleras, bares y clubs) e ilegales (mafias, organizaciones de trata, proxenetas). Además, el comercio sexual, al menos a nivel simbólico, es un fenómeno social total, que abre posibilidades de entender otras relaciones sociales. La prostitución no es sólo una opción laboral entre otras posibles, sino que es un ámbito de máxima estigmatización. Quizá el principal problema que plantea no se refiera a qué hacen, o por qué lo hacen las prostitutas, sino por qué existe tal nivel de rechazo social hacia esa actividad. Y aquí resulta forzoso recurrir a las construcciones sociales de género. Éste es el tema central de este libro: analizar desde una perspectiva feminista, la construcción de la estimación. Esto lleva a la necesidad de analizar la construcción social de los roles femenino y masculino


Hay trabajos peligrosos, donde las personas se juegan la vida. En otros casos el problema es que no están aceptados socialmente. Susana decía: «He vivido toda mi vida avergonzada porque mi madre había hecho un tiempo trabajo sexual. Ojalá alguien me hubiera hablado así cuando era pequeña.» Este libro es para que entendamos mejor…

En su último libro, Excluidas y marginales, analiza el cómo, por qué y para qué elabora la sociedad sus categorías estigmatizadoras. Juliano considera que las estigmatizaciones sociales que afectan a las mujeres están ligadas preferentemente a la construcción de los roles de género y sirven para canalizar la desconfianza y agresividad social hacia la sexualidad femenina.

Podeis encontrar algunos de sus artículos en:

(Info extraida del blog habilitats-socials y del Diario Infame de la zorra Suprema )

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada